Implementa Lorenzo de cima plan emergente para acabar con problema de recolección de basura ocasionado por PASA e inicia proceso de revocación de contrato de concesión

Guaymas, Sonora, a 12 de abril de 2018.- El presidente municipal Lorenzo de Cima Dworak inició las acciones legales correspondientes para revocar el contrato de concesión que mantiene el Ayuntamiento de Guaymas con la empresa PASA, debido a las constantes violaciones en que ha incurrido durante los 11 años que ha prestado el servicio, e implementó un plan emergente de recolección de basura para abatir el rezago de 500 toneladas que actualmente que se encuentran las calles, durante las próximas dos semanas.

A través de un mensaje en video difundido en diferentes medios de comunicación y en redes sociales, el alcalde manifestó que todas las medidas emergentes que se están tomando, están apegadas a estricto derecho y de acuerdo a lo estipulado en el contrato de concesión que existe entre el Ayuntamiento de Guaymas y PASA.

Mediante un contrato de prestación de Servicios con una empresa particular denominada Grupo Ecológico y Verde SA de CV, un total de 5 camiones recolectores de basura, aunados a 3 más que logró habilitar el Ayuntamiento de Guaymas, inician a partir de este jueves con un programa intensivo de para recolectar un promedio de 120 toneladas de basura diarias.

“No permitiré que sigamos siendo rehenes de una compañía que solo busca quedarse con el dinero de las familias de Guaymas. Ya basta, los ciudadanos merecemos un servicio digno de recolección de basura y a PASA le ha faltado voluntad, no podemos seguir siendo condicionados de esa manera”, expresó Lorenzo de Cima.

El plan emergente no tendrá costo adicional para Guaymas

El presidente municipal dejó en claro que todas estas acciones que se están emprendiendo para acabar con el rezago de la basura en las calles, no tendrán ningún costo adicional para el municipio, debido a que todos los costos que conllevan la renta de camiones y la logística para brindar el servicio, serán absorbidos por PASA, dado a que así está establecido en el contrato de concesión.

“Nos vamos a asegurar de que cada peso que sea invertido por este Ayuntamiento con la renta de los camiones recolectores de basura, sea reembolsado por PASA, que es quien está incurriendo en incumplimiento del contrato, así que estos gastos se deberán descontar del adeudo que actualmente se mantiene con la compañía”, explicó Lorenzo de Cima.

“El contrato de concesión que existe entre el Ayuntamiento de Guaymas y PASA es muy claro, el servicio no se puede interrumpir bajo ninguna circunstancia porque, para que se le otorgara este contrato, la empresa demostró que tiene la solvencia económica para brindar un servicio básico y de primera necesidad para los ciudadanos”, expresó.

El presidente municipal recordó que en los 11 años que PASA ha tenido concesionado el servicio de recolección de basura, en todas las administraciones han dejado de prestar el servicio a la ciudadanía por diferentes lapsos de tiempo, como una medida para presionar a que se les paguen mensualidades atrasadas.

Estas medidas tomadas por la concesionaria PASA, son ilegales y van en perjuicio directo de las familias de Guaymas, por lo que durante las 4 ocasiones que han interrumpido el servicio en lo que va de la actual administración, se logró integrar jurídicamente un expediente para iniciar con el proceso de revocación del contrato de concesión y para asegurarse de que PASA asuma los costos de operación para la implementación del plan emergente para la recolección del rezago de basura acumulada.

Tras finalizar su mensaje, el presidente municipal, acompañado de funcionarios y regidores, dio el banderazo de salida a los camiones recolectores de basura, que se integran desde hoy a brindar el servicio en las colonias.

Lorenzo de Cima hizo un exhorto a la ciudadanía para trabajar unidos por el bienestar de las familias de Guaymas y llamó a dejar de lado temas partidistas y de confrontación, que lejos de abonar en encontrar soluciones, solo sirven para interrumpir el progreso de Guaymas.

“Es momento de unir esfuerzos y derribar los obstáculos de quienes se empecinan en que el progreso no llegue a Guaymas. Es momento de rescatar los valores de unidad y comunión que nos identifican a los guaymenses y de trabajar todos, unidos, por el bien común”, puntualizó.

DATOS ADICIONALES:

”          PASA tiene concesionado el servicio de recolección de la basura en Guaymas por 15 años, contrato de concesión que le fue asignado hace 11 años.

”          En estos 11 años, la empresa PASA ha interrumpido el servicio de recolección de basura al menos una docena de veces por diferentes lapsos de tiempo, afectando a la ciudadanía de manera arbitraria y dando un servicio deficiente a la población.

”          235 millones de pesos ha cobrado PASA al Ayuntamiento de Guaymas por la prestación de sus servicios.

”          Si sumamos el total de días en que PASA ha interrumpido el servicio de recolección de basura, son más de 300 días, casi un año, en que la empresa ha dejado de prestar el servicio en estos 11 años.

”          ¿Por qué el Ayuntamiento no le paga a PASA?  No es por capricho ni un asunto de querer o no pagar. Es una cuestión económica y la explicación es sencilla: tan solo en el 2017, el ayuntamiento pagó poco más de 51 millones de pesos a la deuda municipal que la administración municipal pasada adquirió con BANSI.

”          Como pueden notar, una gran parte de los ingresos que capta el Ayuntamiento, se van a directo al pago de la deuda millonaria que nos heredaron. De ese tamaño es la irresponsabilidad que se cometió en perjuicio de las familias de Guaymas.

”          ¿Por qué los regidores no deben de aprobar el plan emergente de recolección de basura? Porque el contrato de concesión entre el Ayuntamiento de Guaymas y PASA se aprobó hace 11 años y dentro de las cláusulas de este contrato, viene estipulado que ante una contingencia de esta naturaleza, el municipio puede contratar los servicios de otra empresa para garantizar que se siga brindando el servicio de recolección de basura.